Temas de interés


Nuevo Sitio WEB Microlife en línea, danos tu opinión
Leer más...


El Software de WatchBP para Windows XP, Vista, 7, 8, 8.1 ahora en línea. Leer más...


Cómo medir tensión arterial en casa. Leer más... Leer más... 

Next Events

Only for Distributors

Adipositas

Una sociedad en equilibrio
La adipositas (obesidad patológica) parece estar propagándose como una pandemia (epidemia mundial) y actualmente esta considerada como uno de los riesgos para la salud de más rápido crecimiento. No sólo está acompañada de ciertas condiciones graves y efectos secundarios, sino también de sufrimiento personal. Mientras que los científicos investigan desesperadamente las causas de este fenómeno multi-sistémico, la necesidad de soluciones en todos los sectores de la sociedad se vuelve cada día más grande, intentado solucionar así una grave crisis en el sector público del cuidado de la salud.

Obesidad y adipositas - ¿Cuál es la diferencia?

No todos los niños regordetes requieren tratamiento, y no cualquier kilo de más es una amenaza contra la salud. Se requiere de una definición clara y una evaluación de riesgos para prevenir que tanto niños como adultos lleguen a enfermarse sin necesidad.

Sin embargo, cualquier persona que pese más de la norma es considerada con sobrepeso. Aun así, nunca consideraríamos poner en tratamiento para obesidad a un físico-culturista solo por que su peso esta por encima de la norma. Solamente se considera obesidad, en un sentido clínico, al exceso de grasa. Si estos niveles de grasa corporal aumentan al punto de poner en riesgo la salud de un individuo, entonces se trata de un caso de adipositas. Dado que es relativamente difícil determinar los niveles de grasa corporal, se ha creado el Índice de Masa Corporal (MBI) con el propósito de definir y diagnosticar. Recientemente, el Grupo Internacional de Expertos en Obesidad (International Obesity Task Force –IOTF-)  y el Grupo Europeo para la Obesidad Infantil (European Childhood Obesity Group –ECOG-), han recomendado que este índice también sea utilizado en niños y adultos jóvenes, ya que muestra la correlación que existe entre el tejido adiposo subcutáneo, el grosor de los pliegues de la piel y la grasa corporal.  Mientras que el uso del MBI para diagnosticar obesidad y adipositas en adultos es bastante común, en los niños resulta más complicado utilizar este índice, ya que la grasa corporal cambia constantemente con la edad (se incrementa rápidamente en los primeros años, baja en la edad pre-escolar, y vuelve a incrementarse significativamente a partir de los 7 años, lo que se conoce como adiposidad de rebote). Es por ello que en los niños el diagnóstico se lleva a cabo en base a porcentajes del MBI, específicos para la edad y el sexo. Para definir obesidad y adipositas, la “IOTF” recomienda el uso de estos porcentajes, que corresponden a los índices de MBI establecidos para los adultos. En la actualidad, este es el único planteamiento existente basado en curvas porcentuales (e.g. Cole 2002).  Si estos límites se convierten en estándares a nivel mundial en un futuro, ello permitirá comparativos de información internacionales. Un grupo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya se esta encargando de este proyecto.

Fuente: Nutritio Nr. 47 1/03 Copyright: Nestle.ch Usado bajo permiso.